Lectio Divina: Martes XXI semana del tiempo ordinario

Invocamos al Espíritu Santo
 
Espíritu Santo, llena de alegría y paz mi corazón y da sabiduría a mi mente para poder entender la Palabra de Dios. Amén
 
Evangelio según San Mateo 23,23-26.

 
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que pagan el diezmo de la menta, del hinojo y del comino, y descuidan lo esencial de la Ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad! Hay que practicar esto, sin descuidar aquello.
¡Guías ciegos, que filtran el mosquito y se tragan el camello!
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que limpian por fuera la copa y el plato, mientras que por dentro están llenos de codicia y desenfreno!
¡Fariseo ciego! Limpia primero la copa por dentro, y así también quedará limpia por fuera.
 
Palabra del Señor
 
1. Lectura, ¿Qué dice el texto?

 
¡Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, que pagan el diezmo de la menta, del hinojo y del comino, y descuidan lo esencial de la Ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad! Hay que practicar esto, sin descuidar aquello.
 
2. Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?

 
En este texto, claramente el Señor nos pone en dos posiciones, moral (reglas puestas por la sociedad) y valores (cualidades y atributos personales). Lo que debería prevalecer por encima de todo primeramente, son los valores y no la moral, pero nosotros ponemos por encima la moral y luego los valores.

Primeramente pasa por nuestra mente y actitud "¿Qué van decir?, me conviene a mí, primero yo, no lo voy a permitir, porque él o ellos, así como digo yo", sin antes darle el valor y la moral a las cosas como corresponde, como dice el Señor, sin descuidar lo uno, ni lo otro, pero sí siendo justos con ambos.

En mi diario vivir y actuar, en mis decisiones, ¿qué está primero, la moral o los valores?, ¿Distingo entre moral y valores?, ¿Cómo puedo vivir dando lo mejor de mis valores y atendiendo la moral?
 
3. Oración, ¿Qué le decimos a Dios?
 
Señor, el sistema, la sociedad, las normas, las leyes de los hombres me envuelven, me perturban, me confunden, me desvían del camino que Tú quieres que siga, me distraen cuando me hablas; tanta es mi distracción que me olvido de hacer uso de los valores que esencialmente son míos y que Tú me diste como don.

Trae paz a mi vida, sabiduría para hacer lo que es justo y no descuidar lo esencial, y así tener una vida mejor y contribuir a un mundo mejor.
 
Amén
 
4. Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?
 
Hay que practicar esto, sin descuidar aquello. (R)
 
5. Acción, ¿A qué me comprometo con Dios?
 
Tengamos en consideración que la moral son reglas puestas por la sociedad y los valores son cualidades y atributos personales, debemos aprender que nuestros valores no se deben corromper por la moral, pero si participar de esta moral justamente con nuestros valores.

Así que, cada día actuemos con valores y moral justamente.

This entry passed through the Full-Text RSS service - if this is your content and you're reading it on someone else's site, please read the FAQ at fivefilters.org/content-only/faq.php#publishers.

No hay comentarios.

Con tecnología de Blogger.